Cristina papas en mano

¿Cómo se inicia un delivery?: Emprendedora te da las claves

El despacho a domicilio es el agregado de valor con que gran cantidad de emprendedores ha enfrentado la crisis económica derivada del confinamiento a causa del temido Covid-19. La posibilidad de realizar envíos de productos, les ha permitido mantener su clientela, además de sumar nuevos clientes. Hay muchos que no se habían sumado, pero al ver que el confinamiento tiene para rato, piensan hacerlo ahora, incluso con un nuevo emprendimiento si la contingencia lo amerita, como fue en el caso de Cristina Oyanedel.

CRISTINA Y SUS “PAPAS YA”

Aunque varios dirán “se pensó y se hizo”, existen muchos puntos que se deben tomar en cuenta antes de ofrecer delivery. Cristina Oyanedel, ingeniera comercial y dueña de Buses Oyanedel, aporta con su experiencia, durante sus primeros meses de despacho.

Cabe mencionar que  lo suyo ha sido el transporte de pasajeros por más de dos décadas. La mayoría de sus clientes son empresas que la contratan para transportar a sus trabajadores. Hoy, a causa del Covid-19, reina el teletrabajo, por lo que la demanda de trabajo para la empresa de Cristina bajó consdierablemente: Está solo a poco más del 30% de su capacidad.

Debido a esta realidad, Cristina decidió partir paralelamente con un nuevo negocio junto a su marido e hijos: “Papas Ya”, venta y reparto a domicilio de papas, zanahorias, cebollas, limones y naranjas (comenzó con papas, por eso el nombre). Hace el delivery en uno de sus taxibuses al que le sacaron los asientos para llenarlo con sacos de productos.

“Lo primero que hay que fijarse es en el costo de la implementación de despacho, ya sea al hacerlo personalmente o a través de un tercero, y ver si el margen es viable para el negocio”, explica Cristina Oyanedel, quien agrega que “La forma que se decida utilizar y el despacho en si debe brindar una buena experiencia al cliente. Siempre hay que tener presente que el objetivo del delivery es evitar que los clientes salgan y ahorrarles tiempo, por ende, hay que planificarse para aquello y cumplir”.

LOS PRO Y LOS CONTRA DE HACER DELIVERY PROPIO

Un delivery propio permite al negocio mantener un control total sobre la cadena de venta, despacho y entrega de los productos, y así garantizar que la experiencia de los clientes sea positiva.“Cada cliente es único, por lo tanto debe ser tratado como tal. Es importante mantenerlo informado de lo que sucede durante el trayecto, sin dar hora exacta, ya que es muy difícil poder cumplir algo así de preciso, ya que se entregan varios pedidos al día. Es mejor dar un rango de horario. Si llega antes mejor. En  nuestro  caso particular se llama a cada uno de los clientes antes de llegar al domicilio”, explica Cristina.

-Hablar con la verdad: “Nos ha pasado que nos hemos olvidado de algún pedido o se envío un pedido equivocado. Hay que tratar, dentro de las posibilidades, dar solución rápida a esos errores y que el cliente sepa que nos importa”.

-Evaluar los costos: Al momento de crear un servicio propio también hay que evaluar los costos, de manera que esta implementación sea viable.

-Logística: De iniciar un delivery propio del negocio, la recomendación es comenzar con un radio de alcance que sea reducido, pues de esta manera se tiene más control del servicio en tu zona. Cuando esté resuelto ese proceso y los costos que implican, recién se podría ir expandiendo la zona. “En un principio quisimos abarcar todas las comunas, pero se pierde mucho tiempo en trayectos muertos y muchas veces no alcanzábamos a sacar el costo de los productos. Todo se iba en diesel y tag”, aclara la creadora de “Papas Ya”.

-Sistemas de pago: Mientras más opciones tenga el cliente es mejor. La clave es que el método de pago sea sencillo y también seguro. “En nuestro caso es efectivo o transferencia. Con el efectivo hay que ser muy ordenado y tener algo más de cuidado, por lo que implica, especialmente si vas a hacer un recorrido largo y por zonas que puedan ser más riesgosas. En el caso de las transferencias, personalmente prefiero que sean antes de la entrega, ya que muchas veces se cae la página del banco, el internet falla y se pierde mucho tiempo en un solo cliente.”, advierte la emprendedora.

–Asociatividad: Como alternativa se puede buscar una manera asociativa de transporte y despacho, recurriendo a la alianza con otros emprendedores y transportistas locales disponibles y autorizados para esta función. “Esto aplica cuando el negocio está en crecimiento, con buenos volúmenes de venta”, puntualiza Oyanedel.

–Lo sanitario y el costo: También se deben implementar las medidas sanitarias exigidas por la autoridad para los despachos, incluyendo los medios de empaque y tipo de transporte. Antes de partir, el comerciante debe tener muy claro el costo de cada envío y decidir el valor o si el despacho estará incluido a toda compra o desde cierto valor de venta.

-Canales de comunicación: Lo más habitual es tener un whatsapp y RRSS por donde se puedan recibir mensajes directos con los pedidos. Es necesario que alguien esté encargado de revisar constantemente la mensajería, ya que si no se responde luego, el cliente probablemente buscará otra alternativa, especialmente si es nuevo. “En nuestro caso Papas Ya funciona vía whatsapp +56987698040, instagram: @papas_ya2020 y Facebook: Papas Ya.”, concluye Cristina Oyanedel.

A través de estos canales también se va enviando información: listados de productos, ofertas y novedades que informen y tienten a los clientes, como también el estado del pedido.

Comparte esto en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest