4149038

¿Sabes cómo limpiar y almacenar las mascarillas reutilizables?

Desde el inicio de la pandemia las mascarillas faciales se han vuelto parte de nuestras vidas, ya que para hacer cualquier tipo de actividad en público debemos usarla. Por lo mismo, hay que extremar los cuidados para mantenerlas limpias y libres del virus.   

Si bien en un comienzo de la propagación del Covid-19 se subestimó el uso de los cubrebocas, pronto las indicaciones cambiaron y su utilización, hoy en día, es obligatoria. Esta medida, junto con el lavado constante de manos y el distanciamiento social, está destinada a frenar los contagios por coronavirus y superar entre todos esta emergencia sanitaria. Es por este motivo, que ha surgido una gran oferta de mascarillas reutilizables, las que permiten abaratar costos y también otorgar un toque diferenciador y hasta entretenido gracias a los diseños de sus telas.

Durante estos meses, diversos estudios han avalado su eficacia y han apoyado la idea de que las telas que deben recubrir los barbijos atrapan las partículas exhaladas por el usuario, de forma de evitar que entren en contacto con el aire y otras personas. Hoy se recomienda buscar aquellas mascarillas reutilizables que sean confeccionadas con las telas apropiadas para evitar el contagio, pero también que sean suaves y que se adapten bien a la superficie de la cara. Es fundamental también, lavarlas después de cada uso y guardarlas de forma segura.

“La eficacia de la mascarilla reutilizable depende en gran medida de su calidad y de los materiales con la que fue confeccionada, lo que va de la mano con su correcta utilización, ya que debe cubrir boca y nariz, y siempre hay sacarla desde los elásticos evitando tocar la cara con las manos”, explica Marcial Fernández, director de Excell Chile y químico de la Universidad de Chile. Para su higienización, el profesional recomienda lavarla a mano o en la máquina, ojalá con agua bien caliente, con el Detergente Multipower Excell, que gracias a su fórmula logra una limpieza insuperable. 

Para las personas sensibles dermatológicamente o para los niños mayores de 2 años, Marcial Fernández sugiere utilizar el Detergente Hipoalergénico Excell, “cuyos tensoactivos especiales inocuos posibilitan limpiar sin causar efectos adversos sobre la piel de las personas. En ambos casos, luego de lavar las mascarillas estas deben secarse en la secadora o bajo la luz solar directa”.

Finalmente, para guardar y almacenar los cubrebocas, el químico de la Universidad de Chile señala que en el caso de tener que sacársela en un lugar público, como restaurant o de ser estrictamente necesario, “se debe doblar por la mitad quedando hacia adentro la parte que tiene contacto con la cara y guardarla en un bolsillo o dentro de la cartera o mochila, siendo lo ideal tener una bolsa con cierre limpia destinada para esto y otra para almacenarlas una vez que hayan sido lavadas, de forma de mantenerlas limpias y seguras”, concluye.

Comparte esto en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest